19 octubre, 2011

¡Portazo!

Filed under: Sin categoría — Etiquetas: — Lollypopy @ 12:05

A mi me han enseñado que no haga nada por la mitad, así que cuando estoy triste simplemente me hundo, voy hasta el fondo y hasta tocar suelo.

Opino que tenemos una naturaleza tan ciega y tan poco intuitiva que para que evolucionemos, para que descubramos mejores caminos y maduremos, la vida simplemente nos da “portazos”. En este momento, lo primero que se nos ocurre pensar es lo injusta que es la vida. Pero, rebobinemos la cinta. Seguro que la vida nos ha dejado mil señales antes de cerrar definitivamente la puerta, señales que no damos ninguna importancia porque lo nuevo nos aterra, nos cuesta tomar iniciativas, las palabras no salen y no hacemos caso a los cambios en nuestro entorno porque sencillamente es más cómodo lidiar con lo conocido.

¡Portazo! Primero nos cabreamos, luego nos agobiamos, nos resignamos, nos da pereza empezar de nuevo porque total, nunca será como antes…. en este punto es cuando considero que cada ser humano se diferencia. Unos se conforman, otros se amargan, otros viven de lo que queda del pasado, otros buscan algo parecido a lo que tenían antes y otros simplemente intentan abrir otras puertas.  No lo sé, mi explicación personal para este fenómeno se llama “autoestima”. Según la autoestima, uno tiene más o menos perspectiva en la vida.

“¡Gracias por el último portazo!”, digo yo. Gracias a ello fui hasta el final y toqué fondo. Cuando llego a este punto, estoy agotada, me resigno, grito al cielo lo desgraciada que soy y pienso en desistir, o mejor, pienso coger el camino más fácil y lo más equivocado, seguro. Pasa el tiempo. Casi todo sale mal. Me entra rabia, mucha rabia. ¡Puedo hacerlo mejor! Y por qué no lo hago? Pero cómo? ¡No sé cómo! Creo que necesito ayuda.

Algo se activa en mi mente en el momento que me harto de una situación, ahí es cuando sé que toqué fondo. Algo me abre los ojos y me hace ver señales que antes no veía. Recuerdo algunas personas que han pasado por mi camino y me dejaron mensajes que ahora tienen más sentido, acepto invitaciones que en aquél momento las rechacé, reencuentro con personas que ahora me parecen más atractivas y ahora tengo interés por cosas que ni siquiera sabía que existían.

Nada ha cambiado en mi vida por ahora, solo ha cambiado mi mente. Mi mente ha cambiado mi actitud. Mi actitud ha cambiado mis energías. Mis energías son buenas y entran en sintonia con personas y sucesos buenos. Todo empieza a fluir, lo que me genera esperanza. La esperanza me motiva. Con la motivación actúo. Y ahora vivo experiencias, aprendizajes y sensaciones que jamás hubiera descubierto si no fuera por él. ¡Gracias portazo!

¿Será una señal que voy por buen camino? No importa, al menos abrí otra puerta!

Song Image

Analytics Plugin created by Jake Ruston's http://www.jakeruston.co.uk jr_Analytics_links_choice | Diseño del blog: DAni Ruiz + Lollypopy